viernes, 20 de noviembre de 2015

Carlos Baute: "Me han pedido fotos hasta en urinarios"

El cantante Carlos Baute nos presenta su nuevo single 'Perdimos el control'. Un trabajo que viene cargado de emociones y verdades que giran en torno a las relaciones sentimentales.

Foto: El cantante Carlos Baute presenta su nuevo single 'Perdimos el control'
El cantante venezolano Carlos Baute presenta su último single 'Perdimos el control'. Tras un pequeño parón, Baute vuelve con las pilas más que cargadas, y prueba de ello la canción que pronto será un éxito asegurado. Entre promociones y promociones, viajes y viajes, Carlos saca un rato para hablar con nosotros. Con su habitual  simpatía, su dulzura y su sinceridad, nos cuenta qué nos podemos encontrar en este proyecto, entre otras muchas cosas.

¿Qué se esconde detrás de tu nuevo single 'Perdimos el control'?

No se esconde nada. Está dicho todo. Habla de la problemática de la pareja, porque no todas las parejas tienen la suerte de llevarse bien. En su mayoría, todos, en algún momento, perdemos el control. Hay parejas que llegan a los gritos, que tiran puertas, hay personas que tiran cosas, se faltan el respeto... hay poca tolerancia. Pero bueno, a fin de cuentas, si hay amor y pasión todo eso se va venciendo. Al final yo creo que todo puede funcionar.

Lo que si veo en las parejas jóvenes es poca tolerancia. No sé si es por temas de Facebook, de las redes sociales... El control de las redes sociales es muy peligroso. Así, tú puedes encontrar a tu media naranja, una media naranja perfecta, pero esa persona, esa pareja, siempre van a tener diferencias. Además la canción lo dice: (Canta) 'Hay cosas buenas, hay cosas malas, en las parejas, la diferencia, le da gustito, le da pimienta, le da sabor, le da color a la vida'. Y es verdad, eso le da sabor y pimienta a la vida. Sería muy aburrido que todas las parejas se llevaran perfectamente.

Y, a esas parejas que se llevan mal, yo les voy a dar un consejo, aunque no soy ningún psicólogo urbano. Lo leí gracias a Elsa Punset, una gran amiga. Leí algo que había dicho un psicólogo amigo suyo y que decía que el día en que se pierda el control, tal y como dice la canción, ya sea con tu pareja o con tus hijos, imagínate que estás en el salón de tu casa y que están los vecinos. Yo te aseguro que se controlarían. Qué pena que la confianza da asco...

Después de tu último trabajo 'En el buzón de mi corazón' has tenido un pequeño parón, ¿Qué ha hecho Carlos Baute todo este tiempo?

Pues estuve de gira. Estuve mucho tiempo en Argentina, donde paseé seis meses y medio. Luego estuve aquí en España, haciendo una gira de verano. En México también he estado, tres meses y medio, participando como jurado en un Reality Show, 'Bailando por un sueño'. Entre México, Argentina y España se me fue el año.

No he parado. Llevo tiempo componiendo. El disco no lo tengo listo, si te soy sincero, no me ha dado tiempo. Tengo varios singles, canciones que la discográfica está muy emocionada por sacar. Por eso salieron con 'Perdimos el Control', y me dijeron: "no importa, no importa, vamos sacando singles y después ya sacamos el disco". Pero como ya tengo los temas, vamos calentando poquito a poco, y así no pierdo más tiempo, que ya van dos años y pico sin promocionar ningún tema.

Enlace
http://www.que.es/gente/201511200800-carlos-baute-pedido-fotos-hasta.html





¿Qué ha supuesto para ti trabajar junto a tu mujer?

Nosotros siempre tuvimos la ilusión de hacer un vídeo juntos. Y yo creo que este era idóneo porque no es el amor bonito, el amor perfecto. No se vayan a creer que somos la pareja perfecta. No. Nosotros también tenemos nuestros problemas y nuestras diferencias, como todas las parejas. El que no tenga problemas es porque no vive en pareja, porque con tan sólo la convivencia ya se tienen diferencias, y eso es lo rico.

Yo le propuse la idea de hacer un vídeo que no fuese de amor como 'quién te quiere como yo', como 'colgando en tus manos' o como 'te regalo'. E incluso 'Amarte bien', que es un amor perfecto, romántico... Sin embargo, en ésta no es así. Aquí discutimos, nos peleamos, hay pasión y locura, perdemos el control.

Aparte, sale una Astrid muy sensual que no se conoce. Es lo que a todo hombre le gusta de una mujer, que de repente sea un ángel y se convierta en un demonio. Que salga ese carácter, esa pasión, esa locura... Es algo bonito en una mujer.

¿Fue difícil grabar esas escenas tan íntimas?

No, para nada, incluso nos llamaron la atención diciendo que ya habíamos terminado. Estábamos como en casa. Yo, en algún momento, estuve tapándole el culete (risas). Porque nosotros estábamos rodando de perfil, pero atrás había otras cámaras por si acaso había alguna otra toma. Ella estaba con una ropa muy sensual, muy sugerente, muy guapa, y de repente, llegó el cámara y le vi que estaba viendo a un lado, y dije: '¿qué hace este?' Así que le tapé el culete. Esta situación me dío risa, la verdad. (Risas)

Fue muy divertido, lo pasamos muy bien. Ella nunca había hecho esto, porque no es actriz. Yo se lo dije un día antes porque si se lo digo dos semanas antes, no come, se muere de los nervios, algo lógico. Cuando se lo dije, sintió mucha responsabilidad, aunque yo sabía que lo iba a hacer muy buen. Cuando le dijeron que tenía que llorar casi le da un infarto, pero lo hizo a la primera, porque ella es muy perfeccionista. Descubrimos una nueva actriz.

¿Has dedicado alguna de tus canciones a alguien especial?

Sí, hay muchas canciones que han sido dedicadas. Ésta no. Ésta es una canción con la que cualquier pareja se puede identificar. Cualquiera pasa por lo que nosotros pasamos. No es una canción autobiográfica, porque hay una parte de ficción, donde se ponen 'los cuernos', tiene problemas con el WhatsApp... situaciones de lo más probable. Hoy día las tecnologías te ayudan, pero otras veces te destrozan.

¿Dónde, cómo, encuentras la inspiración para componer?

Mi musa es la vida, sin duda. Escuchar música, me encanta. Amo la música. Yo creo que muchas inspiraciones salen de otras canciones. Las letras muchas veces son magia. Parece que me envían algo de allí arriba, muchas veces siento que no soy yo. Hay veces que escribo y es un no parar. Es alucinante. Cuando algo te parece que está mal, lo lees todo, lo arreglas un poco y queda perfecto, no hay que darle más vueltas. Las cosas que salen del corazón, las cosas honestas del momento, hay que aprovecharlas. Eso sí, como diría Picasso 'a mí que las musas me pillen trabajando, sentado' (risas). Esto es mentira, hay que sentarse a trabajar.

¿Te gustaría participar, formar parte, de algún programa musical del estilo de 'La voz'?

Me encantaría. Ya me han llamado un par de veces de países como Chile o Argentina. Lamentablemente no he podido porque estaba en otro país o de gira. Tendría que estar yendo y viniendo, aunque ya lo hice con México cuando grababa aquí ¡A bailar! y allí 'Bailando por un sueño'. Pero eso es una locura, iba dos días a México y dos días a España. Así estuve tres meses.

Aun así, yo estaría encantado de la vida, la verdad. Veo que hay muchísimo talento, gente espectacular. Ayer conocí al chico que gano 'La Voz', Antonio José. Cuando le escuché cantar, pensé que cantaba mejor que todos nosotros (risas).

¿Qué crees que te podría aportar?

Descubrir talento, y sobretodo darle la oportunidad a mucha gente que se la merece. Hay mucho talento en la calle. Mucha gente me escribe en las redes sociales, al igual que les pasará a otros cantantes, para que escuche su música. De vez en cuando retwitteo si me gusta lo que hacen. Pero es una locura la cantidad de talento que hay. Es un mercado muy competitivo, hay mucha información, es complicado. Pero bueno, no les voy a decir que pierdan la esperanza. Salir, pueden salir muchos. Mantenerse es lo más complicado.

¿Y una carrera como actor? ¿Te la planteas?

Bueno, me encanta la actuación. Me siguen haciendo propuestas, pero lo que pasa es que en la actuación, igual que el estar en un programa, hay que tener tiempo. Yo ahora estoy centrado en la música, y también estoy componiendo. Pero sí que me han hecho propuestas. Tal vez hago algún cameo, pero no quedarme en una serie como tal. Es cuestión de tiempo, porque la interpretación me encanta.

A mí me gusta más la ficción y el humor que las novelas. Creo que a las novelas siempre diría que no. Yo hice una novela en Venezuela, hace más de 20 años, y nunca más. No me gusta la sobreactuación.

A tu público le encantan tus canciones románticas, de amor, ¿te has planteado cantar otro estilo?

Sí, sin duda. El mundo digital es brutal. Hay muchas cosas que quiero cambiar. Siempre intento sorprender y sacar nuevas fusiones. Me encanta la música bailable pero fusionada con el pop. Hay tantas cosas por seguir haciendo, descubriendo y disfrutar... que yo quiero seguir innovando. Quiero que la gente, cuando me escuche, aparte de dedicarse las canciones, quiero que las bailen y las disfruten, que se olviden de los problemas.

De todas tus canciones, tus éxitos, ¿con cuál te quedas?

'Te regalo' y 'Perdimos el control'. Ésta última, aunque sea pop, tiene algo urbano. Tiene algo que la gente no sabe si bailarla o no. No fue fácil producirla y llegar al sonido final.

¿Cuál podría identificarse más contigo?

Puff, hay muchas canciones... '¿Quién te quiere como yo?' fue muy importante porque se la dediqué a Astrid. Contaba tal cual lo que nosotros vivimos en ese momento. Yo le llevaba el desayuno a la cama. Ese tipo de cosas que yo cuento son reales. También 'Amarte bien', son dos cosas muy importantes.

¿Estás cansado del éxito de 'Colgando en tus manos'?

No. Estoy muy agradecido. Canciones como esta, que han dado la vuelta al mundo, y que tanta gente la ha hecho suya... Una canción que se ha versionado en países, como Brasil, Alemania, Holanda... Esa canción rompió fronteras. No sé si fue mágica, la melodía o qué, pero gustó mucho y la gente, y los niños incluso, se identificaron con ella.

Después del espectacular dúo con Marta Sánchez, ¿Qué pasó para que la relación se rompiese?

No, no se ha roto. Yo la adoro y la quiero mucho. Ella misma ha dicho que se le fue la cabeza al comentar lo que comentó. Una cosa está clara, si yo no hubiese compuesta esta canción, yo hubiese ganado lo mismo que ella. Fue raro que ella comentara eso, pero pidió disculpas, y disculpas aceptadas.

Después hemos coincidido, por casualidad. Nos dimos un abrazo y nos reímos. Yo le decía de broma: "devuélveme mi plata" y estábamos de cachondeo. Pero estoy muy agradecido, porque si no hubiese cantado esta canción con ella, no creo que la magia hubiese sido la misma. Ese tema es de los dos. Si la vuelvo a cantar con ella, habrá la misma magia.

Tus canciones hablan de amor, ¿Qué es para ti el amor, el estar enamorado?

El motor de la vida. Sin amor otra cosa sería mi vida. Sería diferente, sería el trabajo, mi pasión. Pero sin amor el motor cambia. Yo por lo menos tengo que estar feliz para componer. Te puedo componer la canción más triste pero mi corazón tiene que estar feliz. Si mi corazón está feliz, yo compongo, sino, no se me ocurre ninguna canción. Para estar feliz no hay que estar enamorado, pero cuando se está enamorado, todo es mucho más bonito.

¿Crees en el amor a primera vista?

Sí, sí creo, porque a mí me paso con Astrid cuando era chiquitito. Yo la conocí cuando tenía 19 años y ella 9. Y el amor a primera vista fue su madre, una señora muy bella. Lo primero que pensé fue que me encantaría tener una mujer así cuando yo fuera grande. Y así sucedió. Mi actual suegro era mi abogado en ese momento, y cuando salió la niña, Astrid, comprobé que era un clon de su madre. El destino nos unió y aquí estamos.

¿Cómo es Baute es su día a día? ¿Es tal y como cuenta en sus canciones?

Ahora mismo con mucho, mucho, trabajo. Ahora estamos en una grabación y también estoy hablando contigo. Luego tenemos otra grabación en Sevilla. Después vamos a Barcelona y a Gran Canaria. A las 12 de la noche hablo con Venezuela y con Argentina, y con los horarios diferentes no paramos.

Si tengo tiempo, me encanta practicar boxeo, ya lo practiqué hace varios años. Es donde pierdo el control. Luego, todos los lunes, juego al fútbol. El deporte me anima mucho.

Y algo que me tiene emocionadísimo: lanzar vídeos en mi canal de youtube. Los vídeos tienen un trasfondo cachondo y bromista. Me lo paso genial. Lo hago desde mi cama, algo muy relajado, no hay maquillaje, no hay postureo. Es una cara que el público no conoce de mí. Todo para que la gente disfrute y se divierta, para que olviden los problemas. Es una comunicación directa con los fans.

Eres muy de redes sociales, ¿verdad?

Sí. Antes estaba negado, pero desde hace un año y poco, estoy muy a tope. Y estoy muy contento.

¿Cómo llevas el éxito y la fama?

Desde los 13 años empecé a vivir esto. Pasé por muchas etapas complicadas, y hoy día lo complicado es lo de las fotos, porque todo el mundo tiene un móvil y te pide las fotos. A día de hoy, en restaurantes, digo que no. Me encantaría, pero si me hago una foto, se para todo el mundo... Me ha pasado comiendo, que hasta me quitan el tenedor. Pero entiendo las ganas de hacerse las fotos y compartir. Este tema es lo más complicado. Me ha pasado hasta en urinarios, donde yo estaba haciendo 'pi-pi' y me pedían hacer fotos.

A mí me ha pasado cosas brutales. En Ibiza, por ejemplo, yo estaba con mi pareja, y vino una tía en 'topless' y me pidió una foto, dándole la cámara a mi novia.

¿Algún proyecto futuro?

Me ofrecieron un par de películas en Venezuela, y es cuestión de tiempo. Es un proyecto que está parado, y el director, que es amigo mío, me dijo que quería que fuese especialmente yo el intérprete, que era un papel para mí. Esto puede tardar varios años, pero me están esperando. Sería muy bonito, me gustaría.

Enlace:  http://www.que.es/gente/201511200800-carlos-baute-pedido-fotos-hasta.html

carlosbautetodo.com 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada